Las startups Fintech

Las startups Fintech apuntan cada vez más a la rentabilidad

Los últimos doce meses obligaron a muchas empresas a romper su planificación de 2020. Con lo que desarrollaron estrategias más flexibles y duraderas.

Las startups Fintech tuvieron un gran éxito en los últimos años, incluso las más destacadas del mercado de consumo consiguieron atraer a millones de usuarios. Asímismo, recaudaron algunas de las mayores rondas de financiación de capital de riesgo del año.

Por eso también han alcanzado valoraciones que rompieron récords este último año.

Las startups Fintech en 2020 modificaron su modelo de crecimiento

La crisis económica de este año fue un reto para la actual generación de startups Fintech. Algunas crecieron bien, mientras que otras tuvieron que esforzarse un poco más. Pero la gran mayoría de ellas cambiaron su estrategia de crecimiento.

En lugar de centrarse en el crecimiento por encima de todo, las startups de Fintech diseñaron en su lugar nuevas rutas hacia la rentabilidad. Esto no significa que tendrán un resultado positivo a finales de 2020. Pero establecieron los elementos básicos que asegurarán a estas nuevas startups Fintech a largo plazo.

Un estrategia que prioriza el producto

El uso de las aplicaciones varía enormemente según sus usuarios. Al principio, cuando estas están creciendo rápidamente, respaldar ese crecimiento y abrir nuevos mercados requiere un gran esfuerzo. Tienes que incorporar nuevos empleados constantemente, y tu enfoque se divide entre el producto y el crecimiento corporativo.

Por ejemplo, tomemos el caso de Lydia, la aplicación líder de pagos punto a punto en Francia. Tiene cuatro millones de usuarios en Europa, la mayoría de ellos en su país de origen. En los últimos años, este startup creció rápidamente. Su principal objetivo era impulsar el registro de usuarios nuevos.

En consecuencia se creaba un reto adicional: ¿Qué hacer cuando los usuarios dejan de utilizar la aplicación? En general, Lydia aumentó su base de usuarios en un 50% en el 2020 en comparación con el 2019. Antes de la implementación del confinamiento en Francia, la compañía batió sus récords más altos de todos los tiempos en varias mediciones.

«En abril, el número de transacciones se redujo en un 70%. Luego, el uso fue muy tranquilo durante algunos meses y muy activo durante otros. En 2019, crecimos todo el año. En 2020, hemos tenido muy buenas cifras de crecimiento en general – pero debería haber sido increíblemente bueno durante un año normal, sin el mes de marzo, abril, mayo, noviembre.

Cyril Chiche, CEO de Lydia, en una entrevista a TechCrunch.

En marzo y principios de abril de 2020, Chiche no sabía si los usuarios volverían para utilizar Lydia. En enero, la compañía recibió financiación de Tencent, la compañía detrás de WeChat Pay. «Tencent nos llevaba la delantera en China en lo que se refiere al confinamiento», dijo Chiche.

El 30 de abril, durante una reunión de la junta directiva, Tencent enumeró las prioridades de Lydia para el resto del año:

  • Enviar tantas actualizaciones de productos como sea posible.
  • Vigilar su equilibrio financiera sin despedir a nadie.
  • Priorizar las actualizaciones del producto para reflejar lo que la gente quiere.

«Hemos trabajado duro y enviado todo lo relacionado con los pagos con tarjeta, pagos móviles sin contacto y tarjetas virtuales. Reflejó el enorme impulso de las transacciones sin contacto y de comercio electrónico», dijo Chiche.

Al final, lo que terminamos haciendo fue redefinir los objetivos de la compañía para alcanzar la rentabilidad más rápidamente. Lo cuál significó cambio el foco de atención del crecimiento al producto.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.